Aprovechar las paredes de la cocina

Aprovechar las paredes de la cocina puede hacer que nuestro tiempo en ella sea más cálido, o que incluso queramos permanecer allí por más tiempo.

La cocina no tiene que ser el lugar menos concurrido, al contrario, desde allí nutrimos nuestro cuerpo y alma con la preparación de cada plato que solemos comer a diario.

Estas ricas preparaciones las podemos hacer en el mejor rincón de nuestro hogar, al decorar las paredes de la cocina o hacerlas más útiles.

Por ello, queremos compartir contigo algunas sugerencias para que aprendas cómo aprovechar las paredes de la cocina y que esta luzca amena.

Ideas para aprovechar las paredes de la cocina

En primer lugar, podemos decorar las paredes o hacer de ellas ciertas cosas para que el espacio luzca más grande.

También las podemos hacer más útiles, sobre todo, si vivimos en un piso cuya cocina es de tamaño pequeño.

Pues, de ser así, lo mejor será aprovechar las paredes de la cocina de la forma más adecuada.

Podemos aprovechar las paredes de la cocina de muchas formas, que van desde el empapelado hasta la instalación de estantes.

Algunas personas, prefieren decorar las paredes de la cocina cambiando los azulejos, o agregándole detalles.

Es cierto que una buena decoración, con una óptima combinación de colores, puede hacer que nuestro espacio se vea más grande.

Por consiguiente, si lo que deseamos es solo decorar, podemos pintar las paredes de varios colores, o de uno.

Los colores pasteles, o aquellos grisáceos, nos ayudarán a que esta se vea más espaciosa de lo que es en realidad.

En cambio, otros colores más fuertes, como los azules o rojos, la harán ver de tamaño reducido.

Escoger un color apropiado y que vaya con la personalidad también es importante. Pues, ya conocemos los efectos de la psicología del color.

Es decir, algunos colores, como los naranjas o amarillos, pueden ser estimulantes del apetito, mientras que otros, pueden calmarlo.

En consecuencia, quienes conocen las teorías del color, se saben tomar su tiempo y ver varios modelos, antes de comenzar a pintar.

Más consejos prácticos

Ahora bien, si deseamos aprovechar las paredes de la cocina, de forma muy práctica, entonces tenemos otras opciones.

Primero, podemos instalar una pizarra pequeña con nuestras tareas del día, o con los menús que hemos planificado para la semana.

Por ejemplo, hay quienes se toman un solo día para cocinar todo lo que van a consumir en la semana; una pizarra sería ideal.

En otros casos, es posible instalar estantes que permitan tener un orden en la cocina.

Todo no cabe en un mismo espacio, pero con los estantes verticales el orden será un asunto mucho más factible.

Asimismo, se pueden colgar los utensilios, de una manera sofisticada, utilizando colgantes diseñados para ello.

Con este detalle, bastante práctico, se evitará tener todos los utensilios desordenados.

Una idea inusual, pero atractiva, y que permite aprovechar las paredes de la cocina, es la de instalar varias macetas en forma vertical.

Esta idea dará mucha vida al entorno y lo convertirá en un sitio muy ameno, en el que se querrá permanecer mucho tiempo.

Otras ideas para decorar las paredes

En el caso de quienes prefieran decorar las paredes de la cocina, pueden optar por el vinilo que está muy de moda.

Pero, si desean algo diferente, entonces pueden decorar los azulejos que ya tienen o empapelar una sola pared.

Decorar las paredes de la cocina, un juego de imaginación

Al final, todo dependerá de cómo se quiera jugar con sus paredes, las cuales son como un lienzo listo para desplegar ideas.

Quienes trabajen y cocinen al mismo tiempo, pueden instalar una península y aprovechar la multifuncionalidad que ofrece.

Con tal propósito, también hay quienes prefieren esconder todos los utensilios y cubrirlos con la estantería.

En estas cocinas lo que prevalece es la funcionalidad y el buen gusto, ya que nada queda expuesto.

Asimismo, los cajones para instalar en las paredes también son ideales, dado que permiten almacenar muchas cosas.

Si se desea aprovechar el espacio, otra idea es que, desde las encimeras, se desplieguen tablas en las que se pueda comer.

Los rincones son lugares olvidados, pero útiles. Pues, en ellos se pueden colocar las sillas y que estas no se conviertan en un estorbo.

Recuerda que hay muchas cosas artesanales, como pequeños estantes, que puedes construir por ti mismo.

Ten en cuenta, que, si optas por ello, deberás fijarlo bien a la pared para que no se caigan los utensilios o tazas.

Finalmente, aprovechar las paredes de la cocina dependerá de lo que cada persona esté buscando, pero, sin duda, hay muchas opciones.

pdigital

pdigital

Leave a Replay