Lavabos de metal para tu baño y sus tipos

Los lavabos de metal están de moda y esto se debe a que abren amplias posibilidades para la decoración del baño. Además, cuentan con características estructurales muy importantes para garantizar su durabilidad, resistencia y adaptabilidad. El concepto innovador de los lavabos en metal te brinda varias alternativas para que elijas la mejor. Por este motivo queremos mostrarte las opciones que puedes encontrar en el mercado. ¡Síguenos atentamente y cambia la imagen de tu baño!

lavabos de metal

Tendencias en lavabos de metal para el baño

Los lavabos metálicos se distinguen por su brillo, su superficie de espejo y su bajo peso, aspectos que los hacen elementos muy buscados. Dentro de las opciones que puedes encontrar están las siguientes:

Lavabos modernos de apoyo

Son lavabos muy fáciles de instalar sobre cualquier tipo de superficie, por lo que se llevan todo el protagonismo en el baño. Puedes encontrar lavabos en acero inoxidable, aluminio esmaltado y metales cromados de alta resistencia. En este caso se recomienda que se utilice junto a una grifería alargada que permita resaltar sus modelos.

Lavabos elegantes encastrados

Este tipo de lavabos de metal son los que están dentro de la estructura de un mueble. Esto quiere decir que no sobresale toda su superficie como en el punto anterior. En este caso, se busca que la encimera sea la protagonista y el lavabo sea su complemento ideal. Uno de los objetivos de estos lavabos de baño es resaltar la elegancia de los muebles de baño.

Lavabos originales de metal integrales

Estos lavabos para el baño son los que vienen con encimera integrada, es decir, el lavabo es parte de la misma. La gran ventaja de este tipo de lavabos es que puedes adaptarlos según el estilo de tu baño. Son modelos muy prácticos.

Lavabos de metal para pedestales

Se trata de lavabos que no necesitan de muebles ni encimeras para instalarse, solamente de un pie de apoyo. Ideales para baños pequeños o baños auxiliares que no necesitan muebles para guardar distintos elementos.

Lavabos de metal suspendidos

Cuando hablamos de lavabos suspendidos nos referimos a aquellos que van sujetos directamente a la pared. Por esta razón, al igual que el tipo anterior, son perfectos para baños de dimensiones pequeñas porque ahorran mucho espacio. Adicionalmente son la opción idónea cuando buscas ampliar visualmente tu baño.

Ventajas de los lavabos de metal

Los lavabos metálicos cuentan con varias cualidades y beneficios que te vamos a enumerar aquí.

lavabos de metal

1. Rentabilidad y durabilidad

Este tipo de lavabos en metal son una excelente inversión porque cuentan con una gran resistencia y largo periodo de vida útil.

2. Fáciles de mantener

Las superficies de metal son muy fáciles y rápidas de limpiar y de mantener. Con un paño liso con agua y jabón es más que suficiente. Lógicamente se recomienda no utilizar elementos rugosos que rayen la estructura al realizarle el correspondiente mantenimiento del lavabo. También los lavabos de metal evitan la acumulación de bacterias y hongos.

3. Alta calidad

Los materiales que se utilizan en el diseño de lavabos metálicos usualmente son metales de gran resistencia como el acero inoxidable. De esta manera, son materiales no corrosivos que protegen a la estructura de cualquier clase de oxidación.

lavabos metálicos

4. Elegancia y estética

Un lavabo de metal es un elemento que le aporta elegancia al ambiente del baño y también lo hace lucir muy moderno.

¿Te interesa conocer más de cerca los lavabos de metal? ¡Consulta con nosotros!

pdigital

pdigital

Leave a Replay